jueves, 8 de febrero de 2007

¡Qué simpática jocosidad!

Qué simpático oir de tan íntegra persona y en ese tono jocoso tan bien traido que tiene un problema por no haber sido tan listo y haberlo sabido antes. Qué bonito gesto ése de aplaudir a tan inteligentes y sensibles palabras de nuestro, sobretodo, justo y sensato ex presidente del gobierno. Sí, es muy gracioso y digno de elogio ser cómplice de las atrocidades que están ocurriendo en Irak, y lo más gracioso es admitir que lo que justificó aquella intervención –y que siempre aseguró que era verdad y que le creyéramos- era una gran mentira (quienes duden de esto, que revisen por favor la prensa y medios de aquellos días).

¿No es extremadamente grave esta situación? Dado que este señor no ha tenido ningún escrúpulo en mentir en muchas ocasiones al pueblo español (a mí me parece gravísimo que el mismísimo ex presidente del gobierno está reconociendo que mintió sobre algo tan grave), ¿osaría reconocer ante el pueblo iraquí que apoyó la destrucción de ese país en base a una mentira inventada para justificar la intervención? Se atrevió a mentir pero no creo que se atreva a reconocer ante ellos que él es uno de los responsables de su terrible situación, y sobretodo en ese tono jocoso que le caracteriza porque claro, cualquiera se puede equivocar, somos humanos, ¿no? (él es humano por equivocarse, pero los iraquíes asesinados nunca lo han sido).

No hay nada peor que una muerte, bueno, sí, hay algo peor aún, una muerte justificada en una mentira que esconde intereses económicos. Sin duda, la mayor de las armas de destrucción masiva es la mentira.

2 comentarios:

Mariano dijo...

"Un grupo de extremistas quiere sacar al PP del sistema".
"El PSOE tiene alergia a la historia, al himno y a la bandera".
Otras dos perlas del mismo discurso que deberían de mandarle a él y a sus secuaces al obstracismo.
Pero la izquierda es (somos) tan difusa y acomodaticia que volveremos a cagarla. Tristemente no tengo ninguna duda al respecto.

Clandestino dijo...

Que no mintió mujer, que es que en aquel momento tenía que decidir y como no sabía lo que pasaba, pues dijo, venga coño, vamos a juntarnos con Georgie, y seguro que así nos va bien.
Si es que sois unos rojos redomaos.