martes, 29 de mayo de 2007

Relativizar la verdad

Leo en un periódico religioso (es lo que tienen las alertas del dios google, que no discriminan a nadie…) lo siguiente:

Familias españolas rechazan Manual del profesor de Educación para la Ciudadanía
“Experimento sociológico que pretende destruir a la familia y relativizar la verdad”

Toma ya.
No sé de qué verdad hablan, pero para mí que cada uno tenemos nuestra verdad, y que es más que interesante que esto lo aprehendamos, es decir, que nos eduquen para ello desde pequeñitos, para respetar las diferentes verdades y realidades, aún más si son diferentes a la nuestra. Vamos que creo yo que ése es el verdadero espíritu democrático…Pero igual me equivoco y resulta que sólo existe su verdad…joder, tantos años engañada...
Lo que no acabo de entender es que los campeones del adoctrinamiento ideológico (léase, iglesia católica) se quejen de eso mismo. ¡Ah claro! ¡Que es que no son ellos quienes adoctrinan, sino otros!
Me encanta eso de “experimento sociológico que pretende destruir a la familia”. ¿Será que sembrar la tolerancia, la convivencia y el respeto destruye a las familias?
Lo dicho, vivo en otro mundo…

5 comentarios:

Mariano dijo...

Es puro miedo. Es lo que teme la religión católica y por ende el resto de confesiones, que la verdad es relativa. Cuando la verdad única pueden aborregar a las masas.
Da mucha grima leer estas noticias desde luego.
Conseguirán que al final el laicismo sea el enemigo de las religiones.

olvidado dijo...

Yo no veo el problema por ningun sitio.
Si quieres que tu hijo tenga una educación católica, lo llevas a catequesis a que le digan que no utilice condones. Y punto.
Estado laico, colegio laico.

mexileña dijo...

Mariano, sin duda es miedo, sobretodo a tener a todo el mundo controladito...
Estoy totalmente de acuerdo contigo olvidado, pero el problema es que ellos no lo aceptan...su "libertad" es pisar la nuestra...

Clandestino dijo...

A mí es que la frase de relativizar la verdad me ha encantado. Con dos cojones. Que la verdad no se cambia coño, es la nuestra y punto.

vespa dijo...

Yo también vivo en tu mundo, jejeje....
Y es que además lo prefiero mil veces al de ellos; ellos verán..., ellos se lo pierden... pero por favor, que nos dejen en paz al resto.