lunes, 16 de junio de 2008

14.06.2008

Sólo quedo yo por colgar mi post. No lo he estado retrasando a posta, no: simplemente no tengo palabras desde el sábado, no sé exactamente cómo describir todo lo que siento. No tengo ni idea. Se juntaron muchas cosas, muchísimas y todas buenas. Como bien dice mi buen amigo Clandestino, sí, fue un día perfecto. El casi desapareció ese día.

Lo único que sé es que fue un sueño hecho realidad. Sí, sí. Desde hace años tengo claro que necesito pensar que mi vida no se puede limitar a permanecer ocho horas al día en una oficina. Siempre me he rebelado ante esa realidad y de repente, aunque mi realidad sigue y seguirá siendo ésa durante muchos años, este sueño me permite pensar que podría haber otra vida al otro lado, sabiendo que es muy complicado, si no imposible.

Lo que más me impresionó fue la cantidad de personas, de amigos y amigas que se acercaron a mostrarnos su cariño. Esto es impagable. Yo me sentía en una nube viendo caras conocidas, viendo a mi gente y viendo a todas esas personas a quienes nunca antes había visto, pero con quienes compartimos muchas cosas: me refiero a los blogueros allí presentes, que a mí me dejaron boquiabierta. Apenas hablé con los asistentes, la verdad, por una serie de razones que algún otro día contaré, pero pude saludar a Vitru, a Irre, a Estili, a Simpulso y a Géminisdespechada (me perdí a Joako…así que me quedo con las ganas para la próxima). Vitru, ya te lo dije en el blog del Zurdo: no tengo palabras…..

A tod@s, no podéis imaginar cuánto os agradezco el apoyo, lo que significó vuestra presencia. Siento que soy incapaz de transmitiros lo afortunada que me sentí y por eso lo único que sé hacer es agradeceros ese gesto. Agradecerlo de corazón.

El mismo sábado, en esa pequeña librería ocurrió algo más que ha hecho cambiar sustancialmente mi realidad. No sé si será un espejismo o no, pero lo cierto es que parece que la presa se ha abierto un poquito porque comenzaba a desbordarse. Son muchos años esperando ese gesto, demasiados, ahora me doy cuenta. Demasiado tiempo perdido y demasiado sufrimiento. Y esto sólo lo sé yo.

Demasiadas emociones juntas que no me dejaron dormir la noche del sábado al domingo, y que me hicieron llorar el domingo por la mañana durante un buen rato sin poder parar. Todo esto hizo que el sábado apenas pudiera hablar con much@s de vosotr@s. Alguno@s sabéis de qué hablo.

Hoy he vuelto al zulo, a este zulo gris que me come las energías día a día, y que cada vez entiendo menos. O que quizá nunca entendí.

El sábado vino una amiga a quien hacía tiempo que no venía, con su precioso hijo Pablo que no dejaba de sonreírme (¡afortunada yo!). Y me dijo que hay personas tóxicas. Yo nunca había logrado definir en una palabra a una persona con tanta precisión. Pero ésa es exactamente la definición: este zulo es tóxico. Y siento la toxicidad en aumento, día a día, minuto a minuto. Así que he tomado una decisión que se retrasará a septiembre. Ése es mi límite porque emocionalmente me tiene machacada.

Hoy sigo en mi nube, pero han llegado residuos tóxicos que me están bajando a marchas forzadas a la realidad porque pesan demasiado. La desintoxicación es un proceso complejo. Pero hoy puedo decir que comencé a desintoxicarme.

Y bueno, qué decir de Clandestino y el Zurdo. Chicos, sois unos currantes. No perdamos lo que tenemos nunca…..

Y para ti, que siempre, siempre, estás ahí....

9 comentarios:

Irreverens dijo...

Pues me alegro de que te hayas dado cuenta de esa toxicidad. Yo también me he visto en la necesidad de dejar un trabajo por culpa de una persona tóxica.

Todo esto sólo puede ser un paso a algo mucho mejor, Mexi.
:)

Sé que contigo no hemos tenido relación, pero estando con ese par de dos, sólo puedes ser una bellísima persona.

Besos y ánimo con todo.

PD: Comprendo vuestras sensaciones porque hasta yo estaba como excitada y nerviosa.

Mariano Zurdo dijo...

Que te quiero guapa, y espero que la presa lejos de desbordarse, proporcione agua fresca y cristalina con toda la normalidad del mundo.
No sé cómo ni cuándo, pero al final lo lograremos y seremos libreros y editores a tiempo completo. Algo me dice que así será. Sólo falta paciencia, esfuerzo y unos gramitos de suerte.
Besitos/azos.

mexileña dijo...

Gracias Irre...la verdad es que tengo mucha suerte de tener a esos dos locos a mi lado, que me depuran sólo con su mirada.
Besos!

mexileña dijo...

Zurdo...yo sí que te quiero!
Y sí, no tengo ninguna duda de que saldremos adelante. Ninguna. Besos mil.

Estilografic.blog dijo...

Qué buen rollo transmitís, mecagoenlaleche.

geminisdespechada dijo...

Sólo decirte que a mi también me dio muy muy buen rollo... adelante!! dejar atrás la toxicidad sólo puede ser bueno :)

Clandestino dijo...

Es que no existe otra solución Mexi. Lo que venga después, ya se verá, pero lo urgente es decidir que no queremos seguir gastando tantas horas al día en ese ambiente tóxico.

Me alegro mucho de tu decisión.

Anónimo dijo...

Vale, y aquí llego yo, tarde, como siempre, por no tener una mejor cabeciña, y por ir saltando de aquí para allá sin orden ni sentido.
Para mi fue un placer estar ahí, sentía que no podía perderme algo tan importante. ¿Sabes?, siento como si esa pequeña librería sea el principio de algo grande, un referente para un futuro que no sé en qué derivará, pero que sé que sentará precedente en algo, no sé si me explico. Estoy convencida de ello.
Me gusta darle a todo lo que me rodea un matiz especial, y conocer a gente a la que admiro profundamente no debía llevarse a cabo en una situación normal, sino que debía estar rodeada de ese encanto que yo necesito para ir sobreviviendo. No podían haber sido mejores, ni el marco ni las circunstancias, por lo que ya ves, ha sido un acto de egoísmo puro y duro.
Si por los giros de la vida y del destino, ya no volvemos a tener relación, nada sacará de nuestras mentes las emociones vividas ese día, y eso, en definitiva, es lo que importa, más allá de quien haya sido el que las ha provocado.

Besazos, Mexi.

mexileña dijo...

Vitru, la verdad es que las personas que estuvisteis ahí conseguisteis que todo fuera tan mágico...(tendréis algo que ver la gente que vinisteis de la tierra de las meigas???).
Y sí, efectivamente no creo que pueda olvidar ese día. Y me da que nos veremos de nuevo….esto no hay quien lo pare!
Besos!