jueves, 2 de octubre de 2008

Tlatelolco

Se cumplen hoy 40 años de aquella atrocidad de la que no soy capaz de decir nada. Tengo en casa esperándome el libro de Poniatowska, especialmente recomendado por mi querida amiga Rocío y comprado con ella en la enorme librería que Fondo de Cultura Económica tiene en La Condesa (qué espacio cultural más impresionante, por cierto).
Hoy El País dedica una noticia a este terrible aniversario, recordándonos que aún nadie ha pagado por ello, porque la impunidad de la clase política sigue existiendo en todo el mundo. Pero lo peor de todo es volver a leer a aquellos que piensan y dicen con osadía que sus decisiones las toman por nuestro bien, para salvarnos la vida, como Gustavo Díaz Ordaz, vergonzoso presidente de aquel gobierno que permitió la matanza.
No creo que pueda olvidar mi visita a la Plaza de las Tres Culturas nunca, hace ya casi 6 años, alimentada de un aterrador silencio. El sentimiento de vacío, de tristeza, de rabia y las mil preguntas que bombardeaban mi cabeza al marcharme no los podré soltar nunca.

8 comentarios:

Jovekovic dijo...

Y los Juegos se celebraron como si tal cosa, con una participación masiva, y el mundial de fútbol dos años después.
Los cómplices corruptos de los asesinos, no sólo estaban en el PRI.

marisa bop dijo...

Yo conocí esta historia gracias a la lectura de mi amado Carlos Fuentes. Bellas palabras para tristes acontecimientos.

No puedo evitar tener miedo cuando veo los disturbios en Bolivia. Me recuerdan tanto a los momentos previos a la muerte de Allende.

La historia se repite, la puta, siempre se repite.

"Los que matan la luna son los mismos de siempre: los que arrancan las flores con sus botas de muerte, los que amargan la vida y asesinan los sueños que cantan los poetas buscando un tiempo nuevo.

No gozan del amor, ni tocan los tambores, ni cantan el bolero, ni pintan corazones en los árboles verdes ni en las playas de arena, ni bailan el merengue pa'echar fuera sus penas".

mexileña dijo...

Jove, totalmente de acuerdo. Y la comunidad internacional como si nada…para variar cuando no interesa….
Marisa, efectivamente, todo se repite, aunque cambiemos de país, de época, de personas…y compartimos al Sr. Fuentes...ya lo sabes.
Besos a los dos.

Jovekovic dijo...

Me permito apuntar que en aquella época se estaban descubriendo yacimientos de petróleo gigantescos en el golfo de Yucatán,y no convenía enemistarse con los dueños, que además todavía conservaban la aureola de purísimos revolucionarios.

Sobre Morales podemos hablar largo y tendido, igual que sobre Chávez. Me parece que están más en la línea del caudillismo populista tan arraigado en Latinoamérica, que en la línea del doctor Allende.
Dicho esto, creo también que el complejo militar industrial occidental, está detrás de casi todo lo que está pasando en Bolivia, y es el responsable directo de los asesinatos de indígenas en Santa Cruz y Pando.

mexileña dijo...

No sabía lo del petróleo del Yucatán, pero al final, en toda Latinoamérica, huele demasiado a gringo (y a europeo, pero lo gringo es mucho más evidente), como en el resto del mundo. Los Derechos Humanos y el respeto a la vida no existen si hay intereses económicos. Detrás de los narcos mexicanos están siempre los gringos, porque, entre otras cosas, son los que les proveen de armamento (misiles, entre otras cosas), además de ser los mayores consumidores del mundo.
Y efectivamente hay demasiada gente disfrazada de revolucionaria…demasiada…

Mariano Zurdo dijo...

Y lo que me gusta aprender con ustedes vosotros, aunque sea de cosas tan jodidas...
Besitos/azos.

Mita dijo...

Gracias Mexi. No sabía nada de esto,pero me he estado informando un poquito:
http://es.wikipedia.org/wiki/Movimiento_estudiantil_de_1968_en_M%C3%A9xico
Voy a profundizar en el tema, me ha gustado y proponerlo como mini-monográfico a mis estudiantes para una hora de clase o así. Tenemos un curso que se llama Comunicación Intercultural, y un convenio de intercambio de estudiantes con la UNAM.
Ah, el changarro es una tienda! y qué son apapaches?:)
Besos

mexileña dijo...

Yo sí que aprendo Zurdo!
Mita, qué bueno que te interese el tema. La UNAM es una gran universidad, aprovechad ese intercambio…
La verdad es que es importante que estas cosas no caigan en el olvido. Ya nos contarás qué tal con tus alumnos.
Ah! Un apapache es un abrazo (del verbo apapachar, en Náutl).
Besos!