miércoles, 4 de abril de 2007

Vecinos de Lavapiés

Es curioso que en ocasiones las instituciones sorprenden gratamente (aunque siguen ganando las veces que lo hacen negativamente).

Ayer envié un correo electrónico a varias áreas del Ayuntamiento de Madrid, y una de ellas me ha contestado hoy. Sé que es una tontería, que aunque te contesten seguramente no solucionen nada, pero la verdad es que esa sensación de que a una le escuchan esos seres que sólo existen en la tele y en la nómina tiene su cosa.

Más me sorprendió en septiembre del año pasado una llamada a mi móvil, de la policía municipal. Claro, mi primera reacción fue pensar que me habían robado el coche, o entrado en mi casa, o cualquier terrible desgracia. Pero no. Resulta que, a raíz de utilizar el servicio de quejas vía internet del Ayuntamiento de Madrid, por un incumplimiento constante y recurrente del horario de carga y descarga frente a mi casa (vamos, que el de la Mahou tiene la sana costumbre de descargar casi 20 barriles de cerveza todos los jueves entre 7 y 8 de la mañana). Bueno, pues me llamaron unas cuantas veces hasta que resolvieron el problema. Impresionante (aunque sólo duró unos meses: el de la Mahou ha vuelto, media hora más tarde, y ahora me debió tocar el funcionario tonto, porque, a pesar de que me llamaron de nuevo, cerraron el expediente porque les dio la gana…sin solucionar el problema, lo cual confirma mi teoría de que son las personas quienes nos ayudan en nuestra vida diaria, y no las instituciones). Pero al menos, algo es algo.

Así que os animo a tod@s a utilizar los sistemas que ponen a nuestra disposición quienes dicen que nos gobiernan, porque a veces, y quizás de forma aleatoria, funcionan (como digo, si tenemos suerte con la persona). Y sólo por intentar que esa aleatoriedad nos toque, tenemos que exigir a los políticos que cumplan con su obligación de velar por nuestros intereses y calidad de vida. Y por eso tenemos que informar a estos señores que hay muchas cosas que no funcionan y que son realmente las que nos afectan en nuestra vida diaria (y no otras cosas que nos intentan vender para justificarse ellos mismos, y son meras patrañas políticas para calentarnos la cabeza).

(dedicado a mis vecinos de Lavapiés)

4 comentarios:

Peorparaelsol dijo...

Yo en una ocasión tuve problemas con timofónica, digo telefónica y utilicé la oficina del Omic de mi localidad y en un día me solucionaron el problema

Mariano dijo...

Yo escribí a Forges un mail y me contestó (no viene a cuenta pero me apetecía decirlo).
Pues sí, al menos que sientan muestros aliento en el cogote. Y luego a saber, depende de factores tan científicos como la alineación de los planetas...

Clandestino dijo...

Siempre me ha sorprendido lo buena ciudadana que eres Mexileña. Lo admiro, porque yo soy un pasota en toda la expresión de la palabra. Pero soy feliz también, como tú, y eso es lo único importante, todo lo demás, como decía mi abuela, es tontería.

mexileña dijo...

Clandestino, si es que al final el tema es que cada uno tiene que hacer lo que le pide el cuerpo. Y a mí me pide exigir respeto y tratar de que los que prometen, hagan su trabajo. Y si no, que no prometan...Pero lo de buena ciudadana...jajaja, más bien buena tocapelotas...