lunes, 21 de mayo de 2007

Esa rajilla

Ahora me fijo en las bicicletas: las que van en marcha y las que están paradas, las verdes, las rojas, las azules, las amarillas, las plegables, las de carrera, las de montaña, las de peques, los monociclos, los tándems, las que están en balcones, las que van en coche y caravana…
Pero esta mañana me he fijado en un ciclista madrugador. Desde su pantalón se asomaba un centímetro de su rajilla del culo, que he podido apreciar entre legaña y legaña. Creo que para mejorar su seguridad vial deberían inventar algún tipo de reflectantetaparajillasdelculo, que tendría un doble objetivo: minimizar el riesgo de despiste por parte de peatones y conductores y ser un poquito más visible.
Taparse para ser más visible, ¿es eso posible?

5 comentarios:

vespa dijo...

Por supuesto que es posible taparse un poco para ser más visible, aunque sea más habitual el caso contrario.
Observando es como mejor se aprende, o al menos yo lo creo así. Solo espero que no te obsesiones demasiado como otra que yo me sé.

Mariano dijo...

Taparse para ser más visible... Acabo de entrar en un bucle. Cuando encuentre donde bajarme vuelvo y respondo.
Y yo pensando sin leerlo que hablabas de alguna rajilla en el suelo que ponía en peligro la estabilidad de tu bici...

mexileña dijo...

Es que estamos tan acostumbrados a lo contrario (a lo de destaparse), que de repente me he hecho un lío...

Vespa, vivan las obsesiones!!!!!

Clandestino dijo...

Qué gran reflexión. Ya tenemos frase para otro relato.

Mariano dijo...

¡Más frases no! Estoy seco como la mojama, como para que encima digáis frases y no consiga escribir ni una línea...
La desnudez mola, pero pensar lo que hay debajo también tiene su punto...